Detenidas 21 personas (5 en Galicia) por distribución de material pedófilo, grabaciones en vestuarios incluidas

Un hombre que grababa a menores en los vestuarios y las duchas de un centro deportivo -para luego subir las imágenes a la Red- ha sido detenido por la Policía Nacional este fin de semana. El arresto que se ha llevado a cabo en el marco de una operación contra la pornografía infantil en la que las autoridades han logrado atrapar a 21 personas.

Los detenidos formaban parte de un grupo de usuarios «especialmente activos» en la distribución en la Red de abusos a menores de edad, para lo que utilizaban equipos informáticos de sus centros de trabajo, repartidos en catorce provincias españolas y con el fin de no ser localizados.
La Policía Nacional ha realizado 24 registros domiciliarios en los que los agentes se han incautado de gran cantidad de archivos pornográficos protagonizados por menores de edad. Entre el material recopilado se encontraban más de cien discos duros y numerosos pendrives y DVD’s.
En uno de los registros, los agentes detectaron la existencia de material pornográfico obtenido con una cámara que se había ocultado en vestuarios y duchas de un centro deportivo. El detenido utilizaba su carnet de socio de la instalación para acceder al lugar sin levantar sospechas.
La Policía Nacional, a través de la Brigada Central de Investigación Tecnológica, inició a mediados del año pasado y detectó que un grupo de usuarios estaba compartiendo gran cantidad de archivos de pornografía infantil.
Este grupo estaba compuesto por personas que enviaban imágenes ilícitas desde diferentes provincias de toda España, por lo que se coordinó un operativo policial de las brigadas de la Policía judicial de 16 ciudades de toda España.
Los detenidos usaban los ordenadores de sus respectivos centros de trabajo en catorce provincias españolas. En total se ha detenido a 21 individuos y los agentes se han incautado de 96 discos duros, de diez ordenadores, de 17 pendrives y tarjetas de memoria, de tres tabletas, de 68 CD’s y DVD’s y de cinco teléfonos móviles.
Todo el material está siendo analizado por agentes especializados, con el objetivo de determinar la posible existencia de un delito de producción de material pedófilo y abusos sexuales a menores por parte de alguno de los detenidos.
Esta operación ha sido iniciada y coordinada por la Brigada Central de Investigación Tecnológica con la colaboración de agentes de la Policía judicial de las provincias de Madrid, Alicante, Vizcaya, A Coruña, Cantabria, Guipúzcoa, Palma de Mallorca, Murcia, Pontevedra, Valencia, Álava, Asturias y Córdoba

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: