Padre que agredió a árbitro en Lugo puede salir “limpio” del Juzgado. El impresentable Comité de Árbitros no se presenta



Pegar al árbitro ya no es noticia de interés, se ha convertido en una costumbre alimentada por la pasividad e incapacidad permanente bien remunerada de los que legislan el fútbol, si bien hay que reconocer que en algunos lugares se preocupan mas que en otros, pero hablaremos de Lugo y de la sorprendente decisión que la justicia tomó con el agresor en un partido de infantiles. Un chaval sufre insultos racistas, es agredido, sale protegido por la policía y el incidente llega al Juzgado, lo que se decidió lo vemos abajo en la información que publica el Diario lucense El Progreso

 Escribimos en muchas ocasiones que la mejor vía para que las fieras incontroladas tengan su merecido castigo es acudir a la justicia ordinaria, pues la futbolística en ocasiones depende de…, pero esta sentencia nos deja sin argumentos y flaco favor hace a la lucha contra la violencia. Mención extraordinaria -pero no sorprende- para el Comité de Árbitros Gallego, en el momento de la agresión saliendo a la palestra para bla, bla, bla,… (lo escribe el mencionado diario) y a la hora de la verdad dejando solo a su colegiado. Anunció que iba a actuar de oficio pero ni se presentó en el acto, con lo que podemos pensar que quizás no les compensasen las dietas por el desplazamiento a Lugo por no pensar cosas peores, si es que hay algo peor que dejar solo ante el peligro a uno de sus miembros. Sucedió en Lugo (F.G.F.), puede que con estos datos ya esté todo explicado. 

A este paso llegará el día en que no extrañen publicaciones de este tipo-“Sobresaliente el publico del Chanqueiriñas B-RefugioDeFrustrados C por su excepcional comportamiento al dejar salir con vida al colegiado”, de momento hay barra libre, el fútbol base es un auténtico polvorín y a los vilipendiados pero callados árbitros solo desearles que La Milagrosa les proteja. (Con un gran respeto a dos grandes Clubes lucenses que no parecen tener culpa alguna). FB.

Ni condena, ni multa, ni siquiera una orden de prohibición temporal de acceso a recintos deportivos. Parece que la agresión que sufrió un árbitro a manos de un padre en un partido de infantiles se solventará, como mucho, con una indemnización, que es la única pena que ha solicitado el fiscal para el acusado en el juicio rápido por faltas que se ha celebrado en un juzgado de Lugo.
Los hechos sucedieron el pasado mes de abril, durante un partido de promoción de ascenso a la Liga gallega infantil entre el Polvorín y el Milagrosa B. Al terminar el encuentro, el colegiado sufrió la agresión por parte del padre de uno de los jugadores del Polvorín, que al parecer también lanzó contra el joven árbitro insultos racistas. El chaval tuvo que ser protegido por miembros de la directiva del Polvorín y por otros espectadores.
En ese momento, incluso el Comité Técnico de Árbitros anunció que estudiaba actuar de oficio contra el agresor y que sus abogados consideraban que podían exigir la aplicación de la ley contra la violencia, el racismo, la intolerancia y la xenofobia en el deporte, que contemplaba multas de hasta 650.000 euros y la prohibición de acceso a los recintos deportivos.
El Comité de Árbitros anunció que pensaba actuar de oficio, pero no se personó en el caso
Sin embargo, el juicio por faltas contra el supuesto agresor se celebró el pasado martes sin otras acusaciones que la del fiscal y la del abogado del propio árbitro. La Fiscalía sí reconocía los hechos como delictivos, pero no objeto de condena penal en base a su interpretación de la última modificación del Código Penal. Por este motivo, ni siquiera pidió multa, sino una indemnización de 150 euros para el agredido. El abogado de este, Jacobo Cela, sí que entendía que se podía solicitar una multa como condena penal, que situó en 720 euros, además de elevar la indemnización para su cliente a 1.500 euros.
En la vista oral, sin embargo, ni siquiera se personó el acusado. Sí lo hizo la víctima, que explicó no solo cómo fue agredido por el padre, sino que en el partido anterior que había enfrentado a ambos equipos este ya le había insultado y amenazado. También confirmó la agresión una testigo que estaba presenciando el partido, que confirmó además los insultos racistas que se habían producido. EL PROGRESO

Padre de un jugador agrede al árbitro en Lugo. PARTIDO DE INFANTILES POLVORÍN-MILAGROSA B

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: