Dos policías y la cánula de Guedel salvan la vida a un futbolista en Burgos

Alex Aparicio vive para contarlo. El paso sábado se temió por su vidacuando, en el transcurso del partido Burgos Promesas-At. Astorga del grupo 8 de la Tercera División, chocó violentamente con un compañero. El meta cayó al suelo desplomado y perdió el conocimiento durante varios minutos. El pánico se apoderó de los presentes en Castañares, más aún ante la ausencia de personal médico en la instalación, pero esta vez la suerte estaba de su lado.
El delantero del equipo maragato Roberto Puente, experto en primeros auxilios, fue el primero en acudir a la llamada de socorro hasta la intervención de dos Policías Nacionales que realizaban la habitual cobertura de seguridad de este tipo de acontecimientos, que, en su caso, tenía de particular que jugaba un equipo de su tierra.
Estos dos agentes destinados en Burgos participaron de forma decisiva en la reanimación colocando la cánula de Guedel que les facilitó el fisioterapeuta del cuadro visitante en la boca del jugador accidentado impidiendo de esta manera el fallecimiento por asfixia. Su rápìda reacción resultó clave y minutos después Aparicio volvió en sí, fue trasladado a un centro hospitalario y el lunes recibió el alta.
“He vuelto a nacer”, asegura. Su deseo es conocer a la pareja de policías que acudió en su ayuda. Porque con el meta a salvo, hoy las miradas apuntan a Tranche y Mora, leonés y ponferradino, respectivamente, garantes de la seguridad y de la salud de los ciudadanos en unos eventos en los que las asistencias, en ocasiones, brillan por su ausencia.

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: