Al futbolista Micael Favre no lo mató la “trompada”, sí una dolencia cardíaca preexistente

Fue la imagen más impactante del fin de semana recién pasado. El jugador argentino Micael Favre, 24 años, del club Villa Elisa, murió en plena cancha. Sin embargo, la causa de su fallecimiento no fue el rodillazo que recibió en la cara, pese a las sospechas iniciales.Según el informe preliminar de la autopsia realizada en la morgue policial de Oro Verde, cerca de Paraná, en Entre Ríos, se determinó que el mediocampista perdió la vida por una afección cardiaca.
De acuerdo a la prensa argentina, el fiscal Juan Sebastián Blanc asrguró que Favre tenía una dolencia cardíaca preexistente. Ello, a pesar que en su club aseguraron que se le habían hecho los chequeos correspondientes al deportista.
De todas maneras, en la fiscalía se esperan los resultados completos de la autopsia para los próximos días, para conocer con mayor exactitud la causa de la muerte. Favre cayó al suelo luego de un fuerte golpe y se desvaneció al intentar levantarse para recriminarle la acción al jugaor rival. De inmediato fue llevado al hospital local pero murió en el camino.
“En ningún momento se le detectaron signos vitales al paciente cuando ingresó al hospital. Intentamos reanimarlo pero no pudimos”, declaró  la doctora Isabel Garay, del hospital de Villa Elisa.  LA TERCERA

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: