La Selección Gallega Benjamín de Sala jugará frente a Asturias la final del Campeonato de España tras vencer a Madrid por 5-1

Madrid  1: Víctor, David Fernández, Adri, Garrote y David Caparrós -cinco inicial- Nacho, Sergio, Pablo, Marcos, César, Hugo e Iván (ps).
Galicia  5: Antón, Iván, Iker, Dani y Adri -cinco inicial- Oreiro, Hugo, Álvaro, Zoe, Héctor, Jaime y Carlos (ps).
Goles: 1-0 (David Fernández, min.8), 1-1 (Hugo, min.9), 1-2 (Álvaro, min.12), 1-3 (Álvaro, min.17), 1-4 (Íker, min.26), 1-5 (Íker, min.28).
Árbitros: Antonio Navarro Liza y Manuel Hidalgo Marín (Colegio murciano). No hubo jugadores amonestados.

Partido disputado en el Polideportivo Príncipe Felipe de San Javier (Murcia) ante unos 400 espectadores. Presenciaron el choque Manuel Serrano, Vicepresidente de la Federación Madrileña de Fútbol Sala, Gonzalo de Azkárate Gaztelu, Presidente de los Campeonatos de España de Selecciones Territoriales del CNFS de la RFEF y Luciano Herrero, Presidente del Comité de Fútbol Sala de la FFRM.
No pudo ser y la selección madrileña se quedó a las puertas de la final del Campeonato de España benjamín tras ser superada por Galicia por 1 tanto a 5. Los chicos de Viti se vaciaron pero no pudieron contener las veloces contras gallegas y su acierto con el disparo de larga distancia. Madrid se va con la cabeza muy alta de un torneo en el que ha competido y luchado hasta la extenuación y del que los chicos sacarán un valioso aprendizaje.
Los nervios fueron la tónica durante toda la primera mitad, con ambos equipos imprecisos en el pase y sin crear demasiadas ocasiones de gol. Rompieron las hostilidades los gallegos con dos zapatazos a los que Víctor contestó de manera magnífica para mantener la igualada en el marcador. Los minutos pasaban y Madrid iba encontrando el tono de juego, a la vez que triangulaba con mayor fluidez. Fruto de ello iba a llegar el 1-0, tanto de David Fernández con un latigazo que entró por la mismísima escuadra de Antón. Apenas sin tiempo para celebrarlo iba a llegar el empate, obra de Hugo, que aprovechaba un balón colgado al corazón del área. Madrid no digirió bien la igualada y poco después Álvaro hacía el 1-2 para los gallegos, resultado con el que se llegaba al descanso.
No cambió mucho el panorama al inicio de la segunda mitad, con Madrid intentando llegar a la meta rival pero perdiendo infinidad de balones en media cancha, oportunidades que Galicia aprovechaba para salir a la contra con mucho peligro. En un disparo desde quince metros, Álvaro iba a conseguir el 1-3 con un tiro que se colaba en la portería de Víctor tras tocar en el palo. Jarro de agua fría. Madrid murió con sus ideas y las ocasiones en las que llegaba a la meta de Carlos, lo hacía con un fútbol sala de toque y elaboración que no tuvo su premio. Iker puso la puntilla con un golazo de tacón y el propio jugador del Portomarín cerraría la goleada aprovechando un error madrileño en el juego de cinco. No hubo tiempo para más y Asturias y Galicia jugarán la final del Campeonato de España benjamín.
FUENTE. 
Javier R. Verde
Prensa FEMAFUSA  

Comments

comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: